9 agosto 2011 Actores, Comedia, Estrenos, Noticias, Opinión, Taquilla

La Boda de Mi Mejor Amiga (o Bridesmaids , como prefiera el lector) llega estas semana a las carteleras españolas, y lo que podría ser un aburrido estreno veraniego más, se ha convertido desde su lanzamiento estadounidense en uno de los filmes más esperados del año. Convertida en el sleeper del 2011, la película producida por Judd Apatow no solo ha recibido el cobijo de la crítica (RT, 89%; MT, 75%) sino que ya ha superado los 160 milllones de dólares en la taquilla doméstica, tornándose en el mayor éxito de la factoría del rey midas de la comedia.

Llena de caras conocidas de la pequeña, hay entre ellas un nombre propio al que atribuir el mérito de llevar hasta el estrellato este ‘Resacón en las Vegas femenino’. Ésa es Kristen Wiig, protagonista, guionista y productora de la cinta, y un rostro a seguir del panorama hollywoodiense tras conseguir lo que muchas otras no han podido. Pero -muchos se preguntaran- ¿Quién demonios es esta tal Wiig? Las claves para conocerla a solo un click.

Saturday Night Live la puso en el mapa, pero ahora es un obstáculo en su carrera.

Como tantos otros cómicos estadounidenses, el talento humorístico de Wiig nació en una de las reputadas escuelas de improvisación cómica a lo largo de EE.UU. Los Groundlings de Los Ángeles le dieron su primer cobijo, pero, cuando empezó a destacar, el productor Lorne Michaels (un observador constante de este tipo de teatros) no tardó en ficharla para Saturday Night Live. Era 2005, y en su temporada número 31 las mujeres del SNL habían tomado el control. Tina Fey era la guionista jefe, mientras que Rachel Dratch, Amy Poehler y Maya Rudolph daban la cara. Aterrizar en la mejor época femenina del programa podría haber hecho a la nueva en una jugadora de tercera, pero Michaels sabía que iba necesitando reemplazos para las más veteranas. Su fichaje resultó ser la sustituta perfecta para estas mujeres a punto de graduarse de la más notable escuela de comedia.

De este modo, poco a poco Wiig llegó a convertirse en una pieza fundamental del show. La actriz fue recibiendo más y más personajes y se fundó una personalidad propia que acabaría esgrimiendo algunos de los personajes más icónicos de la última década del programa. Michaels ha llegado a decir que la humorista es una de las mejores de los casi cuarenta años de vida del programa y, aunque muchos no estemos de acuerdo con esta exagerada afirmación, su papel sin duda ha contribuido a que el show siga muy vivo casi cuarenta años después. No obstante, esta adoración del productor por su descubrimiento ha acabado jugando en su contra.

Lorne la ha convertido en el motor del programa, la verdadera estrella en lo que es muchas veces LA Hora de Kristen, con personajes reconocibles e imitaciones destacadas. Los fans han acabado saturados de Wiig y de su sarta de caracteres estrambóticos tan dados a participar en situaciones incomodas y a hablar a través de una fingida voz nasal. Aún con un año más en su contrato, habiendo convertido a Bridesmaids en un éxito sin precedentes, la humorista no hace ningún bien al programa y el programa no hace nada por ella. Es hora de salir a lo grande. Su nombre puede estar destinado a ser el último en una larga lista en convertirse en la cara bonita de las comedias hollywoodienses, y SNL -que descubrió a Bill Murray, Robert Downey Jr., Eddie Murphy o Will Ferrell en distintas épocas de su larga historia- vuelve a destacar como uno de los mejores padrinos de jóvenes actores.

Judd Apatow la guío desde Lío Embarazoso hasta Bridesmaids.

Casi al mismo tiempo, en 2006, Judd Apatow le abrió la puerta de su selecto club de amigos en un cameo roba-planos de Lío Embarazoso. Como otro excelente descubridor de talento, el director sabía que si la joven tenía una oportunidad de verdad y alguien depositaba confianza en su talento, volaría alto. Dicho y hecho, en ese mismo rodaje le ofreció la posibilidad de producirle un guion (como hiciera con éxito con un joven Steve Carell, que en seguida se puso a trabajar en Virgen a los 40). Más allá de los sketches del SNL, la actriz no tenía ninguna experiencia escribiendo un libreto narrativo, por lo que llamó a su amiga Groundling Annie Mumolo y se reunieron en su apartamento para probar ideas basadas en sus experiencias personales como treintañeras solteras. En ningún momento pensó que ella sería al final la protagonista, y menos que su rostro sería uno de los más vistos del verano. De esta manera casual y poco premeditada nació lo que ahora es uno de los mayores éxitos del año.

El guion iba tomando forma, pero su trabajo regular no la dejaba demasiado tiempo para centrarse. Apatow, sin embargo, seguía confiando plenamente en su talento y siguió concediéndole papeles en su amplia colección de producciones. Gracias a él aterrizó en Dewey Cox: una vida larga y dura, Paso de Ti (Forgetting Sarah Marshall) y Adventureland, donde demostró ser una de las más hilarantes secundarias. Excelente hasta en pequeñas dosis.

SNL la convirtió en secundaria recurrente y dobladora para todo

Pese a que su hogar se mantuviese en Nueva York, ser una ‘chica Apatow’ sirvió para que se le abriesen muchas puertas en Hollywood. Cualquier descanso del longevo show de la NBC era perfecto para hacer un cameo en un film. Así, la hemos podido ver en Me ha caído el muerto, Extract, Whip it de Drew Barrymore, Noche Loca o Paul (que se estrenó en nuestro país hace un par de semanas). También la televisión le ha dado buenas oportunidades, con múltiples apariciones en algunas de las mejores comedias actuales; a saber, Rockefeller Plaza, Los Conchords, Colgados en Filadelfia o Bored to Death.

El doblaje además se ha convertido con el tiempo en otra de sus grandes aficiones y empleos. Sus variados registros vocales la han llevado a colaborar con Ice Age 3, Cómo entrenar a tu dragón, Gru – Mi Villano Favorito y Los Simpson. Actualmente es Lola Bunny, la novia de Bugs, en el remozado Show de los Looney Tunes. Si el calendario en Saturday Night Live es conocido por su extrema dureza, imaginaros sumarle un peso extra. Wiig es, sin duda, una adicta al trabajo.

Ante tanto trabajo fuera de Nueva York, Lorne Michaels sabía que había ayudado a forjar un diamante en bruto, y cuando decidió llevar a la gran pantalla a MacGruber -el primer personaje de SNL que saltaba a la gran pantalla desde hace una década- vio la oportunidad de dar a Wiig el rol femenino, co-protagonista en esta parodia de MacGyver. La cinta sería uno de los estruendosos más desastrosos de la taquilla de 2010 y, aunque se ganó un seguimiento de culto, parece que no habrá más personajes del Saturday Night Live convertidos a celuloide durante un tiempo. Una pequeña piedra en su zapato que no es un obstáculo en su prometedor presente y esperanzador futuro, que seguiremos repasando en la segunda parte de este especial dedicado a Bridesmaids.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 agosto 2011
  2. ¿Quién es Kristen Wiig? (II): Las Claves del éxito de La Boda de Mi Mejor Amiga 13 agosto 2011
  3. Melissa McCarthy, una atípica protagonista cómica que brilla en Hollywood 20 octubre 2011
  4. Sean Penn dirigirá al cómico Robert de Niro y a la seria Kristen Wiig 28 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *