28 noviembre 2012

No es sencillo para un director que desarrolló sus inicios en un cine de temática asiática hacerse con un nombre entre los grandes de Hollywood. Ang Lee lo ha conseguido, aunque su carrera también cuenta con sombras una vez que salto al cine de altos presupuestos. Con solo 15 millones de presupuesto consiguió una joya como Tigre y Dragón, convirtiéndose en una autentica revelación a nivel internacional recaudando más de 125 millones de dolares, y eso teniendo en cuenta que los diálogos eran en chino mandarín.

Tras ganar todos los premios de aquel año entro a dirigir películas de mayor presupuesto, y la primera de ella supuso el gran fracaso de su carrera, una adaptación de Hulk que se encuentra entre las peores películas de superheroes de aquella década. No en vano remontó el vuelo con la oscarizada Brokeback Mountain y demostró que su anterior fracaso solo fue un tropiezo. Ahora llega con una adaptación de una novela, que además se antoja complicadísima sobre todo teniendo en cuenta la fuerte propuesta por la tecnología 3D.

La trama se basa en una novela bestseller de Yann Martel, que narra la mágica historia de las aventuras de Pi Patel, el hijo de un cuidador de zoológico. Tras vivir en la India, la familia decide mudarse a Canadá, de esta forma se embarcan en un viaje a bordo de un enorme barco de carga. Después de naufragar con el barco, Pi se encuentra a la deriva en el Océano Pacífico en un bote salvavidas con una cebra, una hiena, un orangután y un tigre de bengala llamado Richard Parker, los cuales tratarán de luchar por su supervivencia.

La cinta es una de las favoritas entre los críticos para alzarse con una candidatura al Óscar a la mejor película y está protagonizada por Suraj Sharma, Irrfan Khan y Adil Hussain. Según comentó el realizador en una entrevista reciente se trata de una historia “llena de desafíos y de pensamientos, es una película de pensar con elementos fantásticos. Creo que es una historia muy atractiva”, dijo Lee, quien además reconoció el valor de que un estudio “invierta tanto dinero en algo tan arriesgado como esto”. Refiriéndose lógicamente al uso de las tres dimensiones, lo que ha elevado el presupuesto hasta 120 millones de dólares.

Podremos verla en los cines españoles el próximo 30 de noviembre.

Contenido patrocinado

También te puede interesar