3 febrero 2012 Aventura, Fantasía, Noticias

El arca de Noé del siempre original y onírico Darren Aronofsky lleva meses sobre la mesa de New Regency/ Paramount, quienes, pese a estar muy interesada en el proyecto, no quierem dar luz verde a la ligera, por miedo a gastarse 130 millones de dólares sin tener la seguridad de poder recuperarlos. Es verdad que una estrella establecida no es siempre sinónimo de éxito en el Hollywood actual (donde las estrellas cada vez cuentan menos), pero, aún así, podría dar a la productora la seguridad necesaria para poner en marcha el millonario rodaje.

Christian Bale se cayó a la primera de cambio, al decidirse a hacer un maratón junto a Terrence Malick, mientras que el poder de atracción de Michael Fassbender, que también circuló la producción, no acabó de atraer a los magnates. Russell Crowe y Liam Neeson son los nombres que se ponen ahora sobre el tablero, una pareja de probados actores que tienen suficiente veteranía en esto de capitanear super-producciones importantes.

El primero, a años luz de ser el gran rostro que fue, interpretaría a Noah, el profeta que da nombre a la cinta y a la famosa barca que, según esa genial fábula de ficción llamada la Biblia, reunió a animales de todas las razas. Reconvertido en toda una estrella de acción casi a los 60 (por paradójico que parezca), el celebrado escocés podría estar siendo tentado para transformarse en el gran villano en escena, quien, según el director de fotografía Matthew Libatique, destaca más en la historia que el propio Noé.

La ambiciosa producción debería comenzar a rodar en verano, pero, por culpa de las constantes de Paramount, parece que todavía tendremos que esperar un poco más para que la fecha se cumpla. Esperemos que la adición de esta pareja de nombres sea la receta del éxito perfecta.

Vía | The Playlist

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *