10 noviembre 2011 Actores, Comedia, Drama, Estrenos, Noticias, Opinión, Thriller

Después de, pasito a pasito, labrarse su particular camino a la gloria, el todavía no terminado 2011 se ha convertido en el gran año de Ryan Gosling. Una ocupada temporada donde ha mezclado tres muy diversos estrenos: una comedia romántica, un drama adulto aplaudido por la crítica y un teatral drama político a las órdenes de George Clooney.

La divertida Crazy, Stupid, Love lo atrajo hasta la comedia más corriente, al convertirle en un personaje poco habitual en su filmografía que, sin embargo, le viene como anillo al dedo: un gigoló cachas y caradura experto en mujeres. Lo diametralmente opuesto a su genial Lars, tanto en psique como en aspecto. Y, a su vez, una manera de reírse de su apariencia que, aunque pueda facilitarle las cosas en Hollywood, ha podido ser un obstáculo para ser tomado en serio.

La película se dejaba ver, y subía puntos gracias a un reparto tan ecléctico como ingenioso, con nombres como los de Steve Carell (con el que compartía un bromance hilarante), Julianne Moore, Emma Stone, Kevin Bacon y Marisa Tomei.

Dicen que en la variedad está el gusto, y si algo ha sido este año para el actor, es variado. No hay ningún cinéfilo que no esté deseando verlo en Drive, mientras que Los idus de marzo lo envolverán en una muy cautivadora campaña política. Jugando en este nivel, no es extraño que su nombre vuelva a sonar para el Oscar. La primera lo ha reunido con el extravagante director Nicolas Winding Refn, que se ha convertido en poco tiempo en uno de sus mejores amigos y quien con un estilo bastante retro lo ha transformado en un especialista cinematográfico enamorado de la velocidad, personaje icónico tanto en su vestimentas como en su carácter. Como es costumbre, su nombre brilla entre un reparto magnífico con Carey Mulligan, Albert Brooks, Bryan Cranston, Oscar Isaacs, Christina Hendricks y Ron Perlman.

Nada que envidiar tiene el elenco reunido por George Clooney para la cinta con titulo shakesperiano, que cuenta con el director como el propio candidato, Philip Seymour Hoffman, Paul Giamatti, Evan Rachel Wood, Jeffrey Wright, Marisa Tomei, Max Minghella y Jennifer Ehle. Gosling sirve, de nuevo, de puerta de entrada al espectador, como el joven e inteligente asesor político desde cuyos ojos conocemos este maquiavélico universo. El éxito en taquilla de El Diario de Noah nunca ha podido ser igualado, pero el respeto y reconocimiento (casi más importante para seguir recibiendo trabajo) está revalidado sobradamente.

La buena racha está lejos de acabar, y los próximos dos años se presentan igual de agitados. El mes pasado lo vimos por primera vez, de nuevo embutido en cuero (esta vez rojo) y sobre ruedas, en la primera fotografía promocional de The Place Beyond the Pines, un proyecto que le reúne con Derek Cianfrance (Blue Valentine). Gosling se tiñe esta vez de rubio platino para interpretar a un motero que comienza a robar bancos para poder criar a su recién nacido hijo. Esta historia de gato y ratón le pondrá frente a Bradley Cooper, que da vida al policía que le persigue. Para no perder la buena costumbre, además, el destacado elenco incluye a Rose Byrne, Eva Mendes, Ben Mendelsohn, Ray Liotta, Dane DeHaan, Bruce Greenwood y Emory Cohen. Si Cianfrance ha dado a sus actores tanta libertad como en su anterior obra, puede salir un proyecto muy interesante.

Antes, el 19 de octubre del 2012, lo veremos en Gangster Squad, cinta sobre la mafia de Los Ángeles en la década de los 40 y 50 de la que ya os hemos hablado con anterioridad. Ruben Fleischer (Zombieland) cambia de aires y lo viste de manera elegante para esta producción en la que, acompañado por Josh Brolin y Anthony Mackie, estará al lado de la ley. También a su alrededor: Emma Stone, Sean Penn, Michael Peña, Giovanni Ribisi, Nick Nolte, Robert Patrick y Mireille Enos.

Con esos rodajes terminados ¿cuál es su siguiente paso? Las opciones tampoco le faltan, y, a medida que va haciendo amigos, cada vez más cineastas quieren repetir. El elocuente Winding Refn ha dicho por activa y por pasiva que quiere verlo tanto en el drama Only God Forgives -junto a Kristin Scott Thomas– como en el remake de La fuga de Logan, que hace poco ha fichado un nuevo guionista en Andrew Baldwin. Este compañerismo compartido por director y protagonista durante unas alfombras rojas festivaleras en las que casi parecían pareja de hecho, tiene visos de continuar por muchos tiempo.

Incluso Terrence Malick requiere sus servicios para Lawless, que poco a poco va rodando alguna escena (a ritmo de Malick). El futuro solo puede seguir mejorando.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 noviembre 2011
  2. Ryan Gosling, el chico indie que quiso ser uno de los mejores de su generación (I): pasado 11 noviembre 2011
  3. Crazy Stupid Love, con Steve Carell y Julianne Moore, en La 1 15 octubre 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *