29 septiembre 2010 Directores, Noticias

sally-menke.jpg

Personalmente me considero un gran amante del cine, pero he de admitir que de la parte técnica no entiendo básicamente nada. Todos sabemos que una buena peli no puede llevarse a cabo sin director, actores y un buen equipo de cámaras, atrezzo, iluminadores, etc detrás. Sin embargo, existen algunas profesiones en el mundo del séptimo arte que pasan desapercibidas para el gran público, pero que tienen una importancia vital en el producto final. Los montadores son un claro ejemplo de ello. Hoy nos hacemos eco del fallecimiento de Sally Menke, montadora de Tarantino. Ahí es nada.

Todo gran director emplea mucho tiempo en buscar un gran montador, de hecho, mucho de ellos participan directamente en el montaje. Para aquellos profanos en la materia, entre los que me incluyo, aclararé que el montador se encarga de utilizar todo el metraje disponible y, siguiendo la trama del guión, decidir qué tomas utilizar, cuanto de cada toma utilizar, etc. Como se puede comprobar su labor es simplemente fundamental.

Sally Menke se encontraba de vacaciones para hacer senderismo junto a su perro en Beachwood Canyon, California. Allí fue encontrado su cuerpo sin vida. Por lo visto, aunque no se sabe si esto influyó directamente en la causa de la muerte, este lugar del mundo registró en el tiempo en que ella se encontró allí las temperaturas más altas, 45 grados, desde 1877. Puede que no fuera del todo preparada o puede que otra cosa le sucediera, la autopsia dirá.

Tarantino no ha hecho ninguna película sin la gran Menke. Desde Reservoir Dogs hasta Malditos Bastardos, Sally no se ha perdido ni una y le debemos clásicos como Kill Bill o Pulp Fiction. El cine está de luto por uno de esos personajes cuyo nombre nos es completamente desconocido, pero cuyo trabajo es inmortal y ha supuesto, pese a quien le pese, un punto y aparte en el cine.

Vía | ElSeptimoArte

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *