17 junio 2009 Comedia, Drama, Noticias

Los Penn Oscar

Su reciente Oscar no ha podido arreglar la pública y conflictiva vida matrimonial de Sean Penn, por lo que el actor ha decidido tomarse un año de excedencia profesional para centrarse en sus problemas personales y alejarse del trabajo, ahora que puede permitírselo. De este modo, se cae de los dos interesantes rodajes que le esperaban en los próximos meses, muy diferentes en cuanto a temática pero totalmente aprovechables interpretativamente: The Three Stooges (Los Tres Chiflados) de los Farrelly y Cartel.

La maldición de la comedia de los famosos hermanos es la más sangrante de todas, y es que los directores llevan una década preparando el proyecto, pero ahora que ya tenían a su extraño (pero apetecible) reparto se les cae uno de sus máximos atractivos. Aparentemente Jim Carrey y Benicio del Toro siguen ligados al filme para dar vida a los clásicos humoristas, pero con los planes de comenzar a rodar en agosto la productora MGM tendrá que decidir si es viable buscar a otro actor sustituto o retrasarlo hasta la vuelta de Penn.

Mientras tanto, Universal e Image parecen tener claro que intentarán encontrar a otro para dar vida a este hombre al que los carteles de droga mejicano matan a su familia. Asger Leth dirige esta película cuyo guión está siendo escrito en estos momentos, y como va para largo los productores creen que quizás esté dispuesto cuando finalmente comience el rodaje, según comenta la periodista Nikki Finke. Javier Bardem estaría ligado al proyecto hace meses, pero con la avalancha de producciones que le han venido en las últimas semanas, parece improbable que finalmente se haya decidido por éste.

Antes de este cúmulo de desavenencias, sin embargo, el protagonista de Milk ya había terminado de grabar dos esperadas cintas. La primera es The Tree of Life, drama familiar de Terrence Malick (La delgada Línea Roja) junto a Brad Pitt; y Fair Game del experto en acción Doug Liman en el que da vida a un agente de la CIA acompañado de Naomi Watts.

Nadando en el terreno maruja, los altercados nacen de los divorcios y reconciliaciones con la bellísima Robin Wright Penn, con la que el pasado mayo firmó su segunda petición de divorcio. Teniendo el dinero que los actores de Hollywood poseen, son capaces de tomarse estos respiros en su vida profesional para ordenar su vida, dejando colgadas producciones que tenían esperanzas de llegar a buen puerto y tienen grupos enormes de gente trabajando. Suerte que tienen estos intérpretes de ser los dioses de las películas, y poder valerse de su poder para poner en serios jaque a todo un equipo de trabajadores.

Vía | The Hollywood Reporter

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Tres Chiflados sin Penn y Carrey, pero con Giamatti 10 agosto 2009
  2. Los Hermanos Farrelly dan un Hall Pass a Owen Wilson y Jason Sudeikis 15 enero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *