15 agosto 2009 Acción, Ciencia-Ficción, Noticias

mcquarriecruisesinger

Con Ryan Reynolds fugándose a DC para protagonizar Green Lantern, retrasando sine die el spin-off de Deadpool (pese a que el actor siga interesado), tanto Fox como Marvel siguen interesados en continuar la franquicia mutante en el celuloide, y por ello parece que se están dando prisa en poner en marcha la segunda película (o quinta según la perspectiva con la que se mire) dedicada a Lobezno. Hugh Jackman ya comentó que estaba teniendo las primeras reuniones para hacer viajar a Logan hasta su querido Japón, y ahora consigue ganar puntos gracias a la contratación de Christopher McQuarrie en los guiones, posiblemente uno de los únicos movimientos inteligentes hecho en años para esta saga.

Partiendo de la escena tras los créditos finales de X-men Orígenes: Lobezno, que mostraba al personaje bebiendo chupitos en la isla asiática, la secuela se basará ante todo en la aclamada mini-serie Lobezno: Honor, de los famosos Chris Claremont y Frank Miller, donde se nos descubrió el affair del garras con el país de los samurais.

Una estructura donde debería ser presentada su amada Mariko Yashida o el Samurai de Plata, aunque podemos ir olvidándonos de personajes de la primera entrega como Dientes de Sable, a los que borró de su memoria al final de aquélla. Esperemos que este total cambio de aires cambie el proyecto por completo y le de un aire más intimista, tras vivir esa cutre producción donde había demasiados mutantes y no lo suficiente para narrar. Por no hablar de una acción, rodada por principiantes (que Fox no meta tanto la mano otra vez, por favor).

De primeras, la elección de guionista es sobradamente acertada, pues McQuarrie ya escribió el primer libreto de X-men, aunque rechazara aparecer acreditado dado el poco reflejo de su historia en pantalla, aunque es más conocido por su Oscar en Sospechosos Habituales y su última Valkiria. El escritor incluso tiene experiencia en el gremio de directores, donde se estrenó con Secuestro Infernal. Si lograran capturar a Bryan Singer sería como unir a un viejo trío de amigos que probablemente solo veremos en nuestros sueños.

Pero el realizador neoyorquino está, mientras tanto, sumergido en un proyecto que no acabamos de entender, el del segundo remake de Battlestar Galáctica. Esta semana, Universal ha anunciado que han conseguido a Singer para reinventar como director y productor la famosa serie de la televisión, aprovechando el tirón del final de la magnífica versión comenzada en 2003 y el éxito de una space-opera como Star Trek. El creador original Glen Larson está también envuelto en esta producción totalmente innecesaria que volverá a narrar la historia de los supervivientes de las destruidas 12 colonias en busca de la decimotercera, también conocida como la Tierra.

Para los seguidores de la Galáctica de Ronald D. Moore, esta visión no podía llegar en peor momento, y es que todavía está vivo el recuerdo de la magnífica andadura de esta ficción que se atrevió a tratar todo un juego de temas con las que pocas producciones se atreven, y crear unos personajes tan complicados que tienen reminiscencia en el mejor drama de cable. Difícil será superarla.

Vía | The Hollywood Reporter
Más información | Variety

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 agosto 2009
  2. Singer “el indeciso” tras Excalibur y Jack the Giant Killer 24 agosto 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *