9 mayo 2009 Acción, Aventura, Ciencia-Ficción, Críticas

James T. Kirk Pine

Star Trek es, sin duda, uno de los símbolos vivientes de la Ciencia Ficción en particular y la cultura pop en general, y por ello siempre ha contado con unos seguidores muy entusiastas pero, en los últimos años, no suficientes como para llenar una sala de cine. Ello llevó a J.J. Abrams y a su habitual equipo de guionistas a enfrentarse a un gran reto: reconstruir el longevo universo para contentar a propios y extraños.

Este Star Trek: Chapter Zero, que a su vez es Star Trek XI, nos sitúa en la primera misión de la famosa nave USS Enterprise donde conocemos a unos opuestos James T. Kirk y Sr. Spock, quienes juntos se disponen a la aventura y hacia un viaje sobrevolando el pantanoso terreno de los viajes temporales.

La historia consigue conjugar romanticismo, acción y humor a la perfección, e incluso inserta momentos de comedia gamberra (atentos a las manos hinchadas o la sinsorga escena bajo la cama digna de American Pie) que nos dejan claro que, como antaño, saben reírse de sí mismos. Star Trek además puede llevar al cine a toda la familia, aunque no llegue a ser del todo infantil, y captura el espíritu de las primeras series con su colorista ambientación y su jerga pseudo-científica.

Pero si en algún aspecto falla ésta es en querer ser demasiado una primera película de trilogía, y por lo tanto un relato iniciático sobre los orígenes. Como venimos comprobando desde hace años películas como las primeras de las sagas de superhéroes, dan resultados más flojos que sus secuelas por culpa de lo pesado y lento de la creación, sobre-explotando con esta space-opera las secuencias de la niñez y llegada a la posición. Todo el metraje está dedicado a la toma de la nave y la casual unión del grupo, objeto que hace ralentizar la trama principal pero que, sin embargo, nos hace tener muchas ganas de ver una secuela donde los personajes ya estén presentados e interactúen con naturalidad.

Zachary Quinto Spock

En cuanto al terreno interpretativo, Chris Pine sorprende porque no está nada mal como el rebelde protagonista, pero quienes de verdad se come la pantalla son la pareja de Spock. El Vulcano siempre ha sido un personaje con emociones contenidas y que con poco ha expresado mucho, labor que plasma a la perfección un Zachary Quinto que no sólo acaba de conseguir su segunda figura articulable sino que se le ve destinado para algo más grande, como siempre se ha merecido un Leonard Nimoy que, sin desvelar nada sobre su participación, simplemente no podía estar mejor. Zöe Zaldana y Karl Urban están más que correctos como secundarios; mi adorado Simon Pegg, desaprovechado aunque cachondo y John Cho y Antón Yelchin cumplen su función, a pesar de que el último tenga en el doblaje español un acento ruso de lo más engorroso. Eric Bana logra plasmar temeridad en su villano, y eso es bastante, pero me sigo quedando con Ricardo Montalban que derrochaba carisma como Khan.

Dicho esto, no veo ni un solo fallo que sacar a los efectos especiales (y menos tras ver Lobezno), deslumbrantes al mismo tiempo que realistas, ni a la música de un Michael Giacchino que nos tiene muy mal acostumbrados a sus acojonantes composiciones (solo oír algo que me recuerde a la partitura de Perdidos se me ponen los pelos como escarpias). El guión de Roberto Orci, Alex Kurtzman y Damon Lindelof tiene altibajos, momentos forzados ( los ascensos de los novatos parecen pasar por casualidad y faltan explicaciones sobre qué han hecho los romulanos durante 20 años) y secuencias más aprovechadas que otras, pero consiguen conjugar con maestría una serie de guiños para los más seguidores y un relato no demasiado complicado (pero no exento de dramatismo) para los nuevos tripulantes.

Eric Bananero

Siendo yo una especie de profano de la franquicia, tendría que decir que la labor de búsqueda de una nueva audiencia está conseguida (siempre me ha dado un poco pereza y ahora hasta me apetece ver algún episodio o película más antigua ya sea de Kirk o de Picard). Por lo leído por la red de redes incluso parece que los seguidores han quedado contentos con este ejercicio de entretenimiento que crea un nuevo canon y resulta ser una mezcla entre reboot, precuela y secuela. No destruye nada de lo anteriormente construido pero tampoco lo continúa, muy inteligente por su parte Sr. Abrams.

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios
  • Muy buena crítica, me has dado el último empujón que me faltaba para verla. Como se nota que te gusta Lost … jeje.

    Un saludo compañero

  • JX

    Ayer ví la película.

    Coincido casi plenamente con tu crítica, que aprovecho para decir que es muy buena.

    A modo personal, decir que le las últimas adaptaciones, remakes o continuaciones de historias del pasado, cómics, etc.., ésta ha sido sin duda la que más me ha gustado.

    Han conseguido hacer “todo” bien, dando carisma de por sí a los personajes, la historia, el modo de contar la película, efectos, etc…

    Creo que consiguen su objetivo de dar mucho, una película completa en sí mísma, y dejarte deseando ver la próxima (o las próximas) y empezar a ver las anteriores (aquellos que no las hayamos visto)

    Gracias y un saludo…

    (Larga vida y prosperidad… era así verdad? jeje)

  • Yokokokoki

    Ayer ví la película y me gustó bastante. Me ha percido una manera bastante digna de “revitalizar” una saga, pero a lo mejor hubiera estado mejor que lo hicieran más para adultos, como Christopher Nolan ha hecho dos veces con Batman.

    Los únicos puntos bajos son que el guión, en una o dos ocasiones, es descaradamente casual. Y la historia no está mal, pero no es tan “cerebral” como otras de Star Trek, porque a Nero (genial por otro lado) le falta carisma y protagonismo.
    Además, tiene excesivos paralelismos con Star Wars. Se nota que JJ Abrams no era fan de ST sino de SW… pero Gorge Lucas es trekkie y ha confirmado inspirarse bastante en Star Trek para su obra. Ahora ambas sagas quedan en paz.

    Los personajes son similares a los de la serie original pero también algo diferentes, pues son más jóvenes y viven una aventura alternativa.

    De todas formas, mucha gente se ha quejado de que la película no es científica o cosas así, o que los personajes no hablan de filosofías humanistas y cosas así. Mentira. La película posee embas cosas y en buena cantidad, sólo que con un pulso narrativo más veloz, menos seriedad y con los personajes haciéndo más cosas a un tiempo.

    Muy digna, tanto para fans como para novatos.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 mayo 2009
  2. Lo más destacado en la semana del 11-may - BlogdeBlogs 16 mayo 2009
  3. Star Wars: el despertar de la saga 2 enero 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *