19 julio 2009 Noticias, Taquilla

harrypotteryelprincipe09232

Para los cuatro rezagados que no se hayan enterado, el miércoles se estrenó a los dos lados del Atlántico la sexta entrega de Harry Potter y El Misterio del Príncipe, y tuvo la suerte de llegar huérfano al cine ya que no ha tenido ningún rival que haya podido quitarle un ápice de la magia que sigue consiguiendo tras 8 años de aventuras. La película, que ha conseguido ser adorada por la crítica (RT, 84%; MT, 78%), no ha conseguido, a pesar de todo, superar por mucho trecho al primer fin de semana de la secuela de Transformers, pero la recaudación internacional le hicieron conseguir récord en un estreno a media semana, y es que para el niño mago conquistar el mundo es muy importante. Con esto en la mano, los 160 millones de dólares conseguidos en cinco días sí que logran superar todos los fines de semana de las anteriores entregas, a la espera de que las últimas dos arrasen gracias a lo que se ha convertido en la saga más continuadamente poderosas de la historia del cine. Ninguno de los filmes baja de 700 millones en el computo global.

Mientras tanto, el que se lleva un fiasco es Sacha Baron Cohen que ha bajado con Brüno hasta un 80% su recaudación respecto a la semana pasada, cambiando su primera posición por una cuarta. El mal boca a oreja ha hecho que, a pesar de que el primer fin de semana consiguiera mejorar a Borat, la recaudación final quedará muy por debajo.

Estos tres días solamente ha recaudado 8 millones que sumados a lo anterior no obtienen ni 50. Baron Cohen debería pasar página y aprovechar todo su potencial para fortificar una carrera, ya sea como guionista o como intérprete. Un biopic sobre Freddie Mercury le vendría como anillo el dedo, por cierto.

Queda segunda, por lo tanto, Ice Age 3 que acumula 17 kilitos para sumarlos a un bote de casi 152, y aunque todavía le quedan para superar la primera entrega, va por buen camino. Además, ha acumulado la friolera de 500 millones a lo largo, y ancho, del globo, lo que no es precisamente moco de pavo. Otra que sigue con logrando “calderilla” es Transformers 2 convertida en lo que probablemente será el mayor taquillazo de todo el año, a no ser de que alguien venga ahora con un sorpresón de mayúsculas condiciones. Los robotitos de Bay superan ya los 360 millones de dólares, y todavía tiene que encontrarse con alguna película que este año supere en taquilla doméstica los 300.

La Proposición logra otra marca decente, acumulando 130 millones de dólares y convirtiéndose en el éxito más grande de Sandra Bullock en años, a sus taitantos, placer que pocas actrices se pueden permitir (¿verdad Julia Roberts?). Cierran el top 10, una serie de éxitos como Resacón en Las Vegas en quinto puesto (no les baja nadie) y a quince kilos de los 250 y Up, octava y con 280 millones acumulados; y una serie de fracasos (o directamente estrenos que han pasado sin pena ni gloria por las audiencias) como Enemigos Públicos con 80 millones y las borrosa esperanza de llegar a los cien; My Sister’s Keeper, haciendo soltar la lagrima con sus poco más de 40 milloncejos y I Love You, Beth Cooper (10m en dos semanas, ni siquiera abaratando los 18m de coste), fracaso absoluto de un Chris Columbus a punto de volver a aterrizar en las super-producciones familiares.

El segundo estreno, limitado, de la semana era la comedia romántica independiente 500 Days of Summer que con solo 27 copias ha ido a recalar hasta un impresionante puesto número 12. Parece que Zooey Deschanel y Joseph Gordon-Levitt han convencido tanto a la audiencia, como a la crítica (RT, 90%; MT, 74%) y esto tiene visos de ser un sleeper de Fox Searchlight a tener en cuenta. Le seguiremos la pista, aunque todavía no tenga fecha de estreno española.

Y en una semana posiblemente el primer puesto lo siga guardando el mismo, por mucho que lleguen hamsters guerreros con la voz de Penélope Cruz, Nicolas Cage, Steve Buscemi y compañía en G-Force; o una cuadriculada comedia romántica con Katherine Heigl y Gerard Butler en The Ugly Truth; una de miedo con sangre española como Orphan; o estrenos limitados e independientes como Shrink con Kevin Spacey. Eso sí, al menos el fin de semana viene bastante más entretenido y con bastantes más ofertas, para todo tipo de públicos, que el pasado. Alea iacta est

Vía | Boxofficemojo

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *