9 febrero 2012 Actores, Drama, Noticias

Si Clint Eastwood dice que regresa a la actuación (en lo que quizás sea definitivamente su último proyecto delante de una cámara), es lógico que un nutrido grupo de intérpretes hagan cola para unirse a su reparto. La omnipresente Amy Adams, Matthew Lillard (Los Descendientes) y Joe Massingill fueron los primeros en tomar posiciones, a los que ahora habrá que sumar a Justin Timberlake y John Goodman, dos reconocibles nombres que últimamente no dejan de trabajar con gente talentosa.

Robert Lorenz dirige este guion del primerizo Randy Brown que convierte a Eastwood en un veterano y cegado caza-talentos de béisbol que, junto a su hija (Adams), se dispone a hacer su último fichaje. El reconvertido cantante dará vida a Johnny Flanagan, un antiguo jugador de los New York Yankees que ahora es reclutador, y que además servirá de interés amoroso de la protagonista femenina. El legendario Pedro Picapiedra, por su parte, se meterá en la piel de Pete Klein, antiguo amigo del personaje de Eastwood que todavía confía en su talento.

Goodman ha vivido una especie de resurgimiento en unos pocos meses cargados de trabajo. En su agenda le esperan los estrenos de Flight de Robert Zemeckis, Argo de Ben Affleck y el regreso del Sully de Monstruos S.A., vía Monsters University. Además, es uno de los actores (junto a Viola Davis, Tom Hiddleston, Jessica Chastain y Brad Pitt) con dos películas nominadas al premio de Mejor Película en los Oscars –Tan fuerte, tan cerca y The Artist. Timberlake ya se quedó el año pasado a las puertas del triunfo con La Red Social, aunque su Sean Parker demostró que era algo más que un cantante con ínfulas de grandeza. Desde ese momento, se ha dedicado al cien por cien al cine. Antes de ponerse frente a Eastwood, ambos se verán las caras en Inside Llewyn Davis de los Coen, que ya se encuentra rodando.

Volviendo a posar nuestra mirada sobre Eastwood, el director está más de actualidad que nunca en la televisión estadounidense gracias a (o, por culpa de) el anuncio sobre la recuperación económica y la industria del motor de Chrysler. El spot se ha convertido en el más exitoso de los emitidos en la Super-Bowl, pero, aún así, ha creado una situación de incomodidad entre los votantes republicanos más llorones, que dicen que este antiguo alcalde conservador se ha pasado al lado de Obama. Eastwood ha tenido incluso que desmentir su afiliación con la campaña del actual presidente, con el que seguro que no comparte muchas decisiones. Algunos siempre se quejarán, pero el anuncio, además de tener un mensaje optimista muy claro, es bastante inteligente y logra llegar como muy pocos lo hacen. No hay nada mejor para un publicista que conseguir que se hable de su anuncio:

Vía | The Playlist

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 febrero 2012
  2. Ellen Barkin y John Goodman, últimos fichajes estrellas de la época de pilotos de NBC 12 febrero 2012
  3. Justin Timberlake y Ben Affleck juntos en Runner, Runner 15 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *