19 mayo 2015 Curiosidades

fight-club-final-shot
Una película puede ser tremendamente buena y ofrecernos horas de espectáculo y emoción. Es su papel, hacer que vibremos con las vidas y aventuras de los personajes. Actores y actrices, director y guionista, además de todo el equipo técnico, son los que trabajan para traer hasta nuestras pantallas un trozo de irrealidad que pretende ser parte de nuestra vida.

Así que imagina lo importante que es el final de una buena historia. Si mantiene el tipo, hará que esa historia se mantenga en tu memoria de manera potente. Uno de los grandes fallos que se pueden encontrar en una película, al igual que en un libro o en una serie es, precisamente, un mal final. En este vídeo que ha aparecido en Youtube, obra de uno de sus usuarios, podemos ver 33 finales de otras 33 películas, que han quedado en la historia.

En la pieza se puede ver como terminan varias películas que han pasado al nivel de míticas, quizá por su calidad, quizá porque llegaron en el momento perfecto para que perduren en el tiempo. Estos finales son de historias que han ido llevándonos de la mano durante todo el metraje y dan el punto y final de manera contundente.

Entre los finales vemos alguno que ha pasado a la historia, como el de Billy Elliot, la muy reciente de Birdman, la intensa de Gravity y alguna que te pone los pelos de punta, porque se limita a una sola y efectiva mirada. No esperes esa típica escena, que tantas veces hemos visto en las películas de terror durante décadas, esa mano que surge del suelo y que nos muestra que el malo de turno continúa dando guerra.

De todos estos finales, sinceramente no sé con cual quedarme. Unos son épicos por su espectacularidad. Otros, en cambio, son intensos. Te dejan un sentimiento extraño, que va unido al resto de la trama de la película y que aporta ese final ideal para la historia.

Vía | Youtube

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *