1 febrero 2009 Clásico, Festivales, Noticias, Opinión

munro1.jpg
El viernes Retroback cerraba las visitas de invitados con dos personajes de autentico lujo. Al mediodía los medios estábamos convocados para asistir, primero a la rueda de prensa de la actriz Caroline Munro, que en su visita a Granada vino para el reconocimiento a la carrera de su compañero John Philip Law fallecido recientemente. Con la proyección de El viaje fantástico de Simbad, se le rendía homenaje a un fabuloso actor, y a toda un carrera llena de grandes películas. Además el festival ha editado una biografía sobre el actor, que según palabras de la propia actriz “constituye la última obra del actor”.

Pasados los minutos el momento más esperado llegaba con la aparición ante los medios del director Dario Argento que presentaría por la noche su obra cumbre, Suspiria. En su presencia ante los medios Argento comentó el panorama actual del mundo del cine, insistiendo en la continua degradación que sufren los géneros cinematográficos, además de alabar el film de Jaume Balaguero y Paco Plaza, Rec.

argento.jpg

Las ruedas de prensa tan solo fueron el preludio de una tarde gloriosa para el festival Retroback. Se inauguraron las sesiones con el ya comentado homenaje a John Philip Law, que le siguieron La máscara del demonio, El quimérico inquilino o la excepcional Ocho y medio de Federico Fellini. Pero la tarde se animaría horas después con dos obras de peso. A las 20 horas la genial Manhattan de Woody Allen, se proyectaba en la sala 9 del Cinema 2000. El film de Allen se ha convertido en una obra de culto y de referencia para los amantes del cine de autor hecho con mayúsculas. Como colofón a esta a las 22 horas Desayuno con diamantes abarrotaba el Teatro Isabel la Católica, tanto es así que el domingo a las 12 se ha tenido que concertar una nueva sesión porque las entradas a esta se agotaron en cuanto se pusieron a la venta.

Una tarde especial, con películas de peso, tanto fue así que el broche final, nos trasladaba de nuevo al Cinema 2000. La sala 1 esperaba con impaciencia la presencia del director Dario Agento. Este presentaría una de sus películas más aclamadas, Suspiria. A las 23 horas el director junto con David López, hacía acto de presencia y con una sonrisa dibujada en su cara agradecía a la sala, prácticamente llena incluido personal disfrazado y con camisetas de la película, la asistencia al evento y la invitación a este por parte de la organización. David López entregó una placa conmemorativa de reconocimiento a la carrera del autor. Tras unas palabras de agradecimiento, las luces de la sala se apagaron para proyectar en la pantalla unos cuantos anuncios de cine fantástico de los 70, no sabemos si para abrir boca al espectador, o simplemente por error, me decanto por lo primero.

suspiria.jpg

Alrededor de las 23:40 Suspiria entonaba sus primeras melodías para embaucar al respetable con su enorme ambientación y color. La potencia visual que despliega Suspiria es comparable con pocas obras de su época -comparable a la anterior obra del maestro Kubrick, La naranja Mecánica– . El impacto de ver Suspiria se reconoce en muchos de sus numerosos puntos fuertes, la plasticidad y barroquismo de sus escenarios, la banda sonora que acompaña o las escenas más duras rodadas con inteligencia. Esa ambientación que busca dar a la trama un aire teatral, casi infantil, que logra crear más tensión a la trama, que vive un continuo avance hasta su clímax final. Quizás si hay un pero que poner a la ora de Argento sea el guión. Una historia que no acaba de explicarse del todo bien, con diálogos en ocasiones pobres y faltos de la inteligencia con la que las imágenes se suceden en la pantalla. Una inteligencia que sirven de inicio para el cine de terror moderno, un punto de inflexión entre lo anterior y lo que se vería después en las salas.

En definitiva Suspiria es una obra cumbre dentro del género, de la que se planea un remake para 2010, que por supuesto les iremos informando. Todo esto deparo, sino la mejor tarde del festival, una de las mejores, que sirve como recta final para las últimas sesiones del festival. Como viene siendo habitual os dejo con una de las escenas de Suspiria, una de las más impactantes. Disfrútenla.

Via l festival retroback

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *