1 mayo 2009 Acción, Críticas

digan Ahhhh

Hay veces que un título tan florido como X-men Orígenes: Lobezno puede dejarnos claro algunas de las características claves de la película. Con él no sólo nos enteramos de que el filme es sobre orígenes de un personaje (por lo general la parte más aburrida de toda película de supes), por lo tanto anterior a la trilogía X-men, o que Lobezno será el máximo protagonista de la misma (¿no lo era ya en las anteriores?) sino que descubrimos que cuantas más palabras innecesarias se insertan menos brilla el conjunto, y eso mismo ocurre con todos los personajes y tramas que componen esta historia.

Tras un guiño al Lobezno: Orígenes de Paul Jenkins muy poco aprovechado y una muy destacable escena histórica de los créditos, la acción comienza con un protagonista rodeado por unos personajes presentados a golpe de matanzas y saltitos. Aunque en menor medida a X-men 3, que resultó ser un batiburrillo de escenas y poderes sin sentido y con interminables fallos, no conocemos a ninguno de ellos pues se convierten en simples comparsas de la acción o cameos esporádicos y no nos importa ni lo que hagan, ni lo que digan, porque simplemente aparecen como un extra peleón más.

Eso sí, todos los personajes parece que tienen poderes de agilidad y habilidades mejoradas, y es que todos dan unos saltos a cámara lenta que ríete tú de Spiderman, fusionado todo con unas escenas de lucha, con las que el término liosas es decir poco con un salto de plano por cada medio segundo.

Deadpool/Masacre

A destacar un Ryan Reynolds exageradamente desaprovechado que da vida a uno de los más carismáticos personajes mutantes de Marvel. Su mercenario bocazas Masacre (que al final parece más Mímico que otra cosa) no llega a sacarnos una sonrisa como en las viñetas, y me río yo de todos esos que decían que un spin-off sobre el personaje sería posible. Lo mismo se puede aplicar a un Gambito (Taylor Kitsch) que, aunque más carismático, simplemente es sirve para dar réplica toca-huevos a Logan. Y no empecemos con Emma Frost (¿de verdad nadie era más atractivo que Tahyna Tozzi) porque… No me extrañaría tampoco que parte de la culpa de todo esto lo tuviera una Fox muy acostumbrada a soltar la tijera con agilidad brutal.

Aún siendo un lector de cómics casi obsesivo, no seré yo el que entre en la tan criticada libertad creativa que se toman los directores y guionistas para adaptar la larga trayectoria del papel, pues Bryan Singer nos demostró que se podría hacer lo mejor con ella, para que más tarde Brett Ratner nos enseñara lo peor.

Gambito

Secuencias como “La muerte en el bosque” o “Lobezno chulesco saliendo de las llamas” con música de situación y gritos al aire incluidos bien podrían incluirse en cualquier producción de acción facilona con vanas pretensiones dramáticas. Y algo como los efectos especiales, que se supone superado en un proyecto de este calibre y con este presupuesto, canta en varias ocasiones sacándote del relato obligadamente. A destacar las garras de Adamantium peor construidas que en la anterior trilogía (para ver que salen de las manos, hay que tener mucha imaginación) o que el lifting de un antiguo conocido más que rejuvenecer lo haga parecer recién salido de una clínica de cirugía estética donde se ha insertado 30 kilos de bottox.

Dicho esto, y con evidentes fallos a su paso, la primera película de Lobezno es más disfrutable que la anterior entrega y llega a ser muy entretenida y a aburrir poco, cosa que se agradece y que debe ser necesaria en este tipo de producción. Es posible que si Singer no hubiese hecho dos filmes tan redondos al comienzo de la saga, esto nos sirviera para calificar mejor a ésta, pero aquellos precedentes existen y sabemos que se puede sacar mucha más chica a un principal en ocasiones demasiado blandengue. Y un director “serio” como Gavin Hood podría haberlo conseguido, pero parece que Fox ha ganado la batalla. A pesar de todo, también, siempre es un placer ver a Hugh Jackman en pantalla pero yo personalmente lo quiero ver en otro tipo de proyectos.

PD: Atentos a la sosísima escena tras los créditos porque nos allana el terreno para una secuela centrada en Japón a la que también se le podría sacar jugo si se hiciera bien. Y es que el pasado del personaje es muy rico pero hay que saber tratarlo.
PD 2: Al menos en EEUU hay varios finales secretos que nos muestran cosas secretas. Parece ser que en España el más extendido es uno de Stryker que tampoco revela demasiado, pero hay uno sobre Masacre que podría dar juego… y hasta aquí puedo leer.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 mayo 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *