Estreno de la semana: Prisioneros

Estreno de la semana: Prisioneros

Escrito por: Fercatodic   @Fercatodic    11 octubre 2013     4 Comentarios     2 minutos

¿Hasta dónde llegarías por proteger a tu familia? Keller Dover (Hugh Jackman) se enfrenta a la peor pesadilla de un padre. Anna, su hija de seis años, ha desaparecido, junto a su amiga Joy, y a medida que los minutos se convierten en horas, le va invadiendo el pánico.

Aunque la policía sigue múltiples pistas, la presión va en aumento al saber que la vida de su hija está en juego. El desesperado Dover decide que no tiene más remedio que ocuparse personalmente del asunto, pero ¿hasta dónde está dispuesto a llegar este padre desesperado para proteger a su familia?


Prisioneros, protagonizada por Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal, bajo la dirección de Denis Villeneuve, nos muestra cómo cambiarían nuestras prioridades y principios ante un drástico acontecimiento como es el rapto de una hija.

Cada uno de los personajes reaccionará de una manera diferente: desde la negación a la depresión, pasando por la más absoluta violencia o al cobarde desentendimiento. El director nos expone los silencios del policía y la desesperación del padre y nos arroja la pregunta: ¿hasta dónde estarías dispuesto a llegar por rescatar a tu hija?

Estreno de la semana: Prisioneros

En este thriller que nos mantiene en contante tensión, destacan las interpretaciones de Hugh Jackman, con un papel mucho más serio y oscuro de lo que le hemos visto hasta ahora, y la de Jake Gyllenhaaal, mucho más comedido en su papel del policía que tiene la difícil e imposible labor de mantener tranquilos a los padres. Son más de dos horas de continuo nerviosismo que nos hará revolvernos tanto en la butaca como en nuestro interior intentando averiguar de qué lado estamos. Villenueve, como hace Robert Kirkman en el cómic Walking Dead, utiliza la trama como mera excusa para mostrarnos el comportamiento del ser humano ante una situación extrema, la tenue línea que existe entre el bien y el mal, entre la felicidad familiar y la violencia absoluta, enfrentándonos a nuestros miedos más primarios y cómo reacionaríamos cada uno, y si fuéramos capaces de perdonar, de controlar nuestra ira… El perdon y la ira, porque la religión tiene un papel fundamental en la trama. Tanto el protagonista como el villano son profundamente religiosos, y el drama ocurre el Día de Acción de Gracias. De hecho, de una manera retorcida, es la religión, un mal entendido amor a Cristo, el que desencadena los acontecimientos.

Una película muy intensa que nos hará posicionarnos y preguntarnos qué haríamos cada uno de nosotros, si seríamos capaces de hacer lo que fuera necesario… si el fin justifica los medios o es una mera excusa que nos ponemos a nosotros mismos para desatar nuestra rabia.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.