‘La Niebla’, terror de serie B al estilo Darabont

‘La Niebla’, terror de serie B al estilo Darabont

Escrito por: Ricardo    5 junio 2008     Sin comentarios     3 minutos

Cuando tenemos delante al binomio formado por Stephen King y Frank Darabont, la magia toma forma, cosa que demostraron con la Milla Verde y Cadena perpetua. Darabont consigue conmover a la audiencia con una historia humana pero sin apelar a la lágrima fácil, con la misma sinceridad, produce un impacto distinto con The Mist. No crean que estamos solo ante una película de monstruos, toda la trama es un exhaustivo examen de la naturaleza del ser humano, muestra el comportamiento humano ante lo desconocido. El aspecto sobrenatural solo es lo que se diría un McGuffin, palabra acuñada por Hitchcock para referirse a una excusa argumental, todo para mostrar al auténtico ser humano, a veces más malvado que el peor de los monstruos.

Darabont no defraudó, aún con material de cine B no está intentando ser algo que no es. Frank otorgó especial cuidado a los personajes y aunque no los aparta del estereotipo de King, rehúsa los tópicos baratos del cine de terror. La trama se encuentra en una órbita Lovecraftiana en todo momento, con un recurso muy atractivo para la audiencia como puede ser dejar constantemente el miedo latente a los monstruos, en vez de mostrarlos directamente como es costumbre hoy en día. En ciertos aspectos la película es más cercana al drama que a su propio genero y el propio Darabont rehuye de los típicos recursos cinematográficos del cine de terror actual. Además añade cierta crítica política subyacente.

Y si hablo poco de King y demasiado de Darabont, es porque  se encarga de la dirección y la adaptación de la novela del genio del terror. Algunos fans de Stephen puede que se encuentren descontentos con ciertos puntos de la película, sobre todo del final, para nada dentro de los tópicos del novelista. Desde mi punto de vista todo un acierto pues el final me dejo tan impresionado, que incluso lo prefiero no tan King. Y, como colofón, uno de los mejores finales (de los más arriesgados) visto en mucho tiempo en una pantalla de cine (no me extraña que el propio Stephen King haya declarado que ojalá se le hubiera ocurrido a él ese final, pues es diferente al de la novela). Unos sublimes últimos cinco minutos, que son, con diferencia, los más escalofriantes de la película y que consiguen elevar la tensión y el desasosiego a cimas insospechadas, sin un solo efecto especial.

Una fotografía espléndida y una banda sonora inexistente, algo de agradecer pues es la mejor forma para crear suspense. Con un reparto sin nombres que vendan la película, pero en estado de gracia, consigue Darabont una película de terror clásico. Para mi de las mejores adaptaciones de King y además algo en este genero que evade tópicos asiáticos y producciones basadas en torturas y/o adolescentes. No es una obra maestra, pero si se puede decir, que para aquellos que añoren historias paranormales en el cine de terror es la película perfecta. Para el resto de personas es una buena película de terror, muy por encima de la gran mayoría de compañeras de genero que se estrenan actualmente.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.