Slumdog Millionaire, esperanzadora y optimista a pesar de sus elementos trágicos

Slumdog Millionaire, esperanzadora y optimista a pesar de sus elementos trágicos

Escrito por: Ricardo    13 febrero 2009     3 Comentarios     3 minutos

Con un montaje portentoso y un guión muy elaborado consigue una consecución de hechos que pueden parecer trágicos y desesperanzadores, pero que no es más que un conjunto de personajes que se levantan de su propia miseria para emerger en un mundo creado por ellos mismo. Al contrario que en Revolutionary Road o El lector, los protagonistas no siguen el rumbo establecido por lo que les rodea, sino que construyen su propio camino.

Las imágenes de flashback que se intercalan entre pregunta y pregunta del concurso, ¿Quien quiere ser millonario?, y que a su vez en medio se mezcla al interrogatorio en una comisaria. Boyle juega a tres bandas, pero consigue encajarlo todo de una manera proverbial, incluso en este caótico entramado se da el lujo de profundizar en cada uno de los personajes y además de incluir nuevos protagonistas secundarios a la historia, cada uno igual de definido que los que ya están en ella.

Slumdog Millionaire

Después de ver la película te das cuenta que la brutal infancia, la presión humana o la lástima no es lo que ha encandilado a jurados de medio mundo. Puede que sea mejor o peor película que sus competidoras, pero es innegable como con un comienzo lleno de violencia, desesperación y miseria todo desemboque en una gran historia de amor, amistad, esperanza y jubilo.

Toda una sucesión de denuncias sociales dirigida contra la explotación de los niños en la India, se encapsula en una autentica historia que a la vez que introducir conceptos en tu subconsciente te regalan con una ración de buenos momentos e incluso humor, que hace que de las mismas escenas trágicas un contraste entre una sonrisa y desasosiego.

Con un reparto desconocido y poniendo en bandeja toda la profundidad necesaria en cada papel, sus protagonistas lo aprovechan al extremo. Dev Patel y Freida Pinto, a los que no hay que restar un ápice de su excelente aportación a este mundo perfectamente construido, pero que no hubiera sido posible sin ellos. Y eso es solo por destacar a sus protagonistas, porque sobre todo la sección infantil del reparto esta perfectamente fusionada a la historia sin quitarle nada de realismo.

Slumdog Millionaire

La originalidad de su banda sonora es muy atractiva para los que no estemos familiarizados con ella. Pero si hay un apartado que alcanza la perfección es el trabajo de fotografía de Anthony Dod Mantle, que nos ofrece un abanico de imágenes exóticas y poderosas que no las olvidará ningún espectador.

Estamos por tanto, ante un híbrido inusual de estilos cinematográficos, una confrontación contra todo cliché. Es esperanzadora y optimista, a pesar de sus elementos trágicos y sobre todo reales. Pero sobre todo es un paseo atractivo y de inspiración que te da un millón de razones para verla.

Imágenes | Worstpreviews


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.